Su obra se centra en la relación entre arte y naturaleza. Sus proyectos indagan sobre el paisaje: más que tópico pictórico, como configuración de la experiencia. Intenta tejer vínculos entre humanos, animales y plantas, estudiando su comportamiento como organismos y sus funciones dentro del ecosistema, cuestionando la relación de dominio que se suele establecer en territorios específicos, a través de prácticas como la ganadería. 
Su trabajo es el resultado de la observación de los procesos biológicos y ecológicos de animales y vegetales y de la investigación de la materia orgánica, la imagen y el sonido, usando la multiplicidad disciplinaria para crear dispositivos sensibles, que desembocan en instalaciones, intervenciones in situ, acciones y videos. 
El espacio, la escultura y la materialidad son el principal medio que usa para enunciar la importancia de modificar la relación con la naturaleza y de otorgar nuevos significados a lo que llamamos paisaje. "La practica del escultor contemporáneo puede ser la de cuestionar la forma en que nos relacionamos con la materia y lo que buscamos en ella, actuar como un facilitador de su transformación más que de la eternización". La obra de Lemus pretende poner en tensión la condición humana y explorar la animalidad y la vegetalidad a través de la expresión material.  

Back to Top